Trece Días de Octubre de 1962.

octubre 16, 2018

Mi amigo José (Pepe) López Neira salía de Cuba a mediados de 1962. Tenía un Chevy Bel Air de 1957 que estaba en excelente estado, así que tomó un viaje de despedida, con sus dos hijos y un sobrino. Mi esposa y yo fuimos con ellos. Recorrimos la carretera central hacia el este hasta Guantánamo y volvimos a La Habana. El viaje estuvo cerca de 2.000 millas, incluyendo viajes de desviación lateral. La “carretera central” era la carretera principal en Cuba en aquel entonces, que corría longitudinalmente sobre la espina dorsal de la isla, un carril en cada dirección.

Nos desviamos de la “carretera central” norte y sur, para satisfacer nuestros intereses turísticos o para buscar alojamiento al final de cada día. Pudimos viajar libremente porque la seguridad era aún más floja en ese momento; la Cuba de Castro sólo estaba en su etapa temprana de construir un estado policial. Más tarde, bajo la dirección de la Unión Soviética y con la ayuda de la policía secreta de Alemania Oriental, la Stasi, Cuba desarrolló un poderoso aparato de seguridad, y los viajes sin restricciones se volvieron imposibles.

Al rereso fui a la oficina de la Agence France Presse (AFP), la Agencia de noticias francesa. Trabajando como contable, disfruté de mi trabajo a tiempo parcial ya que ofrecía la oportunidad de leer noticias de todo el mundo que entraban a través del teletipo de AFP. Uno de los primeros pasos de Fidel Castro fue censurar los periódicos, radio y television.

Ives Daude, jefe de la oficina de AFP en La Habana, estaba en su oficina. Me preguntó sobre nuestro viaje, y le conté sobre la escasez de alimentos observada, así como anécdotas relacionadas. Entonces mencioné, “por cierto, Ives, nos topamos con unos impresionantes convoyes militares en tres lugares diferentes de la isla”. Ives saltó a sus pies y me llevó frente a un mapa cubano colgado en una pared en su oficina. Apuntando a ubicaciones en el mapa, le expliqué qué vimos el primer convoy en la costa norte, cerca de Sagua la grande, un puerto en Las Villas, la provincia central de Cuba. Fue por la noche, pero vimos grandes camiones con enormes cargas cubiertas por lienzos. Los camiones iban escoltados por soldados cubanos armados en jeep al frente y otros al final. El segundo convoy se dirigía hacia el sur desde la costa norte, por la noche, cerca de Gibara, en la provincia de Oriente.
Vimos el último convoy en nuestro camino de vuelta, cuando ibamos desde la “carretera cental” hacia la costa sur de Las Villas. Era una tarde nublada, y viajábamos por una estrecha carretera, serpenteando a través de las crestas de las montañas del Escambray. De repente, estábamos a la vista de un enorme convoy tripulado por personal soviético que llevaba sus característicos camisas a cuadros de mangas cortas. Este “uniforme” se convirtió en una especie de marca de su presencia en Cuba. Había algunos vehículos blindados ligeros tripulados por soldados cubanos, alrededor de 100 yardas en la parte delantera y en la parte trasera del convoy. Las cargas grandes y pesadas estaban cubiertas por los lienzos camuflados. Los soldados cubanos y soviéticos tenían sus caras muy serias, y parecían profesionales y disciplinados en lo que hacían allí. El convoy se movía en dirección opuesta a nuestra dirección. Los pasamos fingiendo que no estábamos prestando atención. Bromeamos que éstas eran probablemente las piezas pesadas industriales que Cuba estaba recibiendo de la Unión Soviética. Los eslóganes del gobierno pretendían que Cuba se desarrollaría en un rápido programa de industrialización con la ayuda de la Unión Soviética y de sus países satélites de Europa Oriental. Ives tomó notas mientras yo contaba mi historia, pero poco después, regresó a su forma casual. No elaboramos mucho más.

(Mi esposa y yo fuimos a París en 1997. Llamé a la AFP y me comuniqué con la Oficina Latinoamericana. Me dijeron que Ives se había retirado y que no tenín información sobre su dirección personal o número de teléfono. Siempre me pregunté qué hizo Ives con esta información. Tengo la sensación de que fue transmitido al servicio de inteligencia francés).

Volví a mis rutinas diarias después del viaje de despedida de Pepe. En septiembre, Pepe me envió un recorte de un periódico en Jamaica, donde el estaba esperando una visa para entrar en los Estados Unidos. El periódico informaba de rumores de una acumulación de misiles en Cuba. Aparentemente, las autoridades cubanas no revisaban el correo internacional en aquellos momentos.Khrushchev y Castro conspiraron para instalar misiles nucleares en Cuba.

“Los pilotos de la fuerza aérea U-2 del ala estratégica de reconocimiento, del comando aéreo, comenzaron a volar desde la base de la fuerza aérea de Laughlin, Texas, desempenñando un papel importante en la prevención de una guerra global. En el verano de 1962, el traslado de personal y equipo soviéticos aumentaron. os vuelos de reconocimiento de alta altitud de U-2s fueron hechos por el Major (Rudolph) Anderson (Jr.) y el comandante Richard S. Heyser…

… El 14 de octubre de 1962, el mayor Anderson regresó de una misión con imágenes de los sitios de misiles balísticos y las instalaciones de almacenamiento nuclear en construcción.

El 22 de octubre, el Presidente Kennedy se dirigió a la nación y siguieron seis días tensos. Mientras que las negociaciones entre el Presidente Kennedy y el Premier Khrushchev todavía estaban en marcha, el comandante Anderson intentó otro reconocimiento y su U-2 fue derribado y lo mataron (el 27 de octubre, por un SAM, misil de tierra-a-aire)… ”

La crisis de los misiles de octubre había comenzado.

El Presidente John F. Kennedy ordenó un bloqueo naval de Cuba, al que se le dio el título de “cuarentena”, diseñado para detener a los numerosos buques de carga soviéticos en ruta a Cuba. Hubo un intercambio urgente de mensajes entre el Presidente Kennedy y el líder soviético Nikita Khrushchev.
El Presidente Kennedy “… envió a su hermano (Robert) a decirle al embajador soviético que el tiempo para la diplomacia se estaba acabando, que el trabajo sobre los misiles tenia que parar de inmediato……

… El sol brilló brillante en Washington la mañana del domingo 28 de octubre, cuando radio Moscú leyó la respuesta de Khrushchev a Kennedy… “el trabajo en las bases en la isla ha sido parado… ”

Los partidiarios de Castro se burlaban de Khrushchev en sus círculos internos,. cantando:
“Nikita, lo que se da, no se quita “.

Esos 13 días de octubre de 1962 marcaron el inicio de la confrontación entre los Estados Unidos y la Unión Soviética sobre el despliegue de misiles balísticos de alcance intermedio soviético en Cuba — a 90 millas de la costa de la Florida.

Algunos historiadores ven esta confrontación como la más cercana a una guerra nuclear.

Anuncios

Tennis Remembrances

junio 12, 2018

Rafael Nadal spent Sunday afternoon in Paris achieving what no other man in tennis history has done — and no player, man or woman, has done in the Open era — by winning the same Grand Slam title on 11 occasions.
The following came to my mind:

TENNIS REMEMBRANCES & RELATED ANECDOTES
My wife and I had recently a conversation about some tennis remembrances, although we did not remember player names in some instances. I searched the internet and found the following:
8 APRIL 2002

The love match between dazzling Swiss tennis star Martina Hingis and Spanish golfing champion Sergio Garcia seems to be hotting up, with the couple, who spent several days at Sergio’s home in Spain recently, becoming much more relaxed about being seen together.

The two are both sporting prodigies: Martina became tennis´s youngest Grand Slam winner and number one in 1997 at only 16, and 22-year-old Sergio, or ‘El Niño’ (The Kid), as he was known, was considered to be Tiger Woods’ greatest long term rival, prediction that did not materialized.
He won many tournaments internationally and in the US, and won his only Major, the Masters in 2017. He is considered to have a net worth of around US$70 million.
Manuel Martínez Santana, also known as Manolo Santana (born 10 May 1938), is a former tennis champion from Spain who was ranked World No. 1 in 1966.[5] He was born in Madrid.
Before winning Wimbledon he was quoted as saying “Grass is just for cows.”[6] He thought that tennis should be played on artificial surfaces as opposed to lawn tennis courts like the ones at Wimbledon. This statement has been echoed throughout the years by numerous players including Ivan Lendl, Marat Safin, Marcelo Ríos, and, despite his 1973 victory at Wimbledon, Jan Kodeš.
Singles wins: 1961 French Open, 1964 French Open, 1965 US Championship, and 1966 Wimbledon.

Boris Becker

Boris Franz Becker is a former World No. 1 professional tennis player from Germany.
Becker burst onto the world scene by winning Wimbledon as a 17-year-old behind his booming serve and acrobatic play. He did one of the hardest things there is to do the following year: defend a major title. He went on to add another Wimbledon title, a U.S. Open and two Australian Opens to the trophy cabinet.
Year Turned Pro: 1984
We watched on TV the following match, although we took a break for lunch. The United States had already fallen behind West Germany, 0-1, in their Davis Cup relegation, when a marathon match between Boris Becker and John McEnroe required five sets and lasted more than six hours.

The 28-year-old McEnroe was indeed valiant, but Becker, nine years his junior, was the victor. The West German lost the first and third sets, but he pressured McEnroe with blistering volleys throughout the afternoon and evening to emerge with a 4-6, 15-13, 8-10, 6-2, 6-2 victory. The match was believed to be the longest in Davis Cup history involving an American team.

Manuel Orantes

Manuel Orantes Corral is a former tennis player who was active in the 1970s and 1980s. He won the US Open in 1975, beating defending champion Jimmy Connors in the final. Orantes reached a career-high singles ranking of World No. 2. Birthplace: Granada, Spain

We watched this match on TV. I remember Connors charging to the net several times, with Orantes returning topspin lobs above racket reach to win the points.

Pam Shriver.

Growing up in Baltimore in the mid-1970s—when many American girls were devoted baseliners trying their best to emulate Chris Evert’s two-handed backhand—Shriver was a 6’ serve-and-volleyer with a one-hander. She grew up quickly. At the age of 16 (and two months), Shriver helped revolutionize the transition to the oversize racquet in a stirring 1978 U.S. Open debut.
Wielding a Prince, Shriver scored one of the most memorable Open upsets in edging top-seeded Martina Navratilova in the semis, 7-6 (5), 7-6 (3).
I watched the Navratikova/Shriver game at Flushing Meadows. It stuck out in my mind, when sometime in the match, Navratilova’s body language showed fatigue or certain loss of willingness to win this match.
Attacking relentlessly, Shriver tested the second-seeded Evert in the final before bowing, 7-5, 6-4. But she still made history, becoming the youngest U.S. Open finalist—nine months younger than Maureen Connolly, who reached the 1951 final.
This early singles achievement proved the pinnacle of Shriver’s singles success. She won important double matches during her career.
Ranked world No. 3 in 1984 • 1984/1985/1987/1988 French Open women’s doubles champion • 1981/1982/1983/1984/1986 Wimbledon women’s doubles champion • 1983/1984/1986/1987/1991 US Open women’s doubles champion • 1982/1983/1984/1985/1987/1988/1989 Australian Open women’s doubles champion • 1987 Wimbledon mixed-doubles champion.

Anecdotes.

In a trip to Paris, our daughter Cristina made our hotel reservations, in the outskirts of the city. We had been together with her and our son Gonzalo in London. She returned home and Gonzalo went with us to Brussels, and by train to Paris, enjoying a wonderful lunch with a bottle of French wine in the food wagon.
At the Paris train station, our son went to do something away from us. He returned and said to us: “There are a couple of Cuban girls next to where I went…” We said, “How come you know they are Cuban?” He laughed and said, I heard one saying: “Oye, que embarque nos han dado.” Embarcar is a verb that in Cuban slang means something like being fooled. Gonzalo only stayed a couple of days.

We were aware that the French Tennis Open was being played at the Roland-Garros stadium, a few blocks from the hotel.
We decided to go there in the morning. I sat at the hotel lobby and Teresa went to the front desk to ask for directions. (She had taken French in high school, and could manage some simple conversation). She came back and we started walking to the stadium. After two blocks, buying tickets crossed my mind. And then I came to realized that I had left behind a blackhand purse I was carrying with all the French francs and travelers checks we had.
We rushed back to the hotel; we went to the front desk and Teresa managed to tell the clerk that I had left a black hand purse at a table next to a chair nearby where I had been seated 15 minutes ago. The clerk smiled, and said to us, “someone found it and turned it over to me”. He looked into a drawer, and gave the black hand purse to us!
We were lucky having an honest “someone” at the hotel lobby.
We finally made it to the Roland-Garros. They were playing preliminary matches. The only top player I remember was Jimmy Connors, and the mostly French crow loved him, applauding and cheering Jimmy, Jimmy, any time he had a good point.

I worked for ITT Corporation in Buenos Aires, New York Headquarters, Puerto Rico and eight years in Raleigh, North Carolina.
The ITT company in Raleigh used to have employee annual tennis and golf tournaments. My wife Teresa and I enrolled for a tennis tournament one year.
We played our first match, a mixed double against a Venezuelan engineer and a female partner. The Venezuelan was an excellent player, very fast, covering both of their court sides for winning shots. They won.
Two weeks later the Venezuelan quitted his job with ITT. All their wins were cancelled. That way we got to the final match tied with another couple with the same number of wins and no losses recorded. The other couple were friends of ours Bill and Claire Bass. Bill was the better player and Teresa was a little better than Claire.
We managed to get a tie at five games. We lost the next game and it was a 6 – 5 score. We thought that we had lost the match, but Bill told us, we continue playing until one couple gets ahead by two games. I don’t know how, but we won the following three games and won the match 8 -6.
In the last game we were “advantage”. Bill smashed a shot to my right, close to the court line. I stretched and returned a top spin cross court to win the First Place trophy.
I knew the mechanics of spinning a ball, but not enough to trying doing it when playing. I always wondered how I had that top spin return.

CONCIERTO “OUR LATIN NEIGHBORS”

abril 23, 2018

The Free Spirits Ensemble of the Raleigh Symphony Orchestra at Bosendorfer Hall, Ruggero Piano, Abril 21, 2018.
Ensemble: Irene Burke, Flute; Jim Williams, Clarinet; Breant Smith, Clarinet; Jean Bynum. Viola; Sol Weiner, Double Bass; and Lanette Lind, Piano.
Terpsichorean Suite for Two Clarinets, Viola & Double Bass, P. Reeve.
Oblivion and Milonga del Angel, Astor Piazolla
Presentando artista invitada Soprano Teresa Fernández, Lanette Lind, piano.
La audiencia fue de habla inglesa, con pocas excepciones, por lo que Teresa describió en inglés la letra de las canciones que cantó.

MEXICO
BESAME MUCHO, Mexican Bolero, por Consuelo Velázquez

CU-CU-RU-CU, CU, PALOMA, Huapango, por Tomás Méndez

ARGENTINA

UNO, Tango, Música por Marianito Mores/Letra por Enrique Santos Discépolo.

EL DIA QUE ME QUIERAS, canció, Música por Carlos Gardel/Letra por Alfredo Le Pera.

CUBA

TRES PALABRAS, Cuban Bolero, Music and Lyrics by Osvaldo Farrés

https://www.youtube.com/edit?o=U&video_id=DRNMXK3WOf0

SIBONEY, Afro/Indigenous Song, Music and Lyrics by Ernesto Lecuona

https://www.youtube.com/edit?o=U&video_id=SQaSyGal4ws

Final del Programa: “Cuban Stories” for Flute, Clarinet, Viola y Piano, por Adrianne Albert.

Teresa recibió Bravos en dos de las canciones, y una “Standing Ovation” al final de Siboney, que culminó con una nota alta. El Ensemble recibió también una “standing Ovation” al final del programa.

MI ESPOSA Y SU HERMANA. RECUERDOS DE SEMANA SANTA EN LA HABANA

marzo 29, 2018

El recorrido de las siete iglesias en la noche del Jueves Santo –que en algunos lugares se extiende a la mañana del Viernes Santo– es sin duda una de las tradiciones más comunes de la Semana Santa en toda América Latina.

Estas visitas, y la oración en cada una de ellas, simbolizan el acompañamiento de los fieles a Jesús en cada uno de sus recorridos desde la noche en que fue apresado hasta su crucifixión.

Mi esposa Teresa y mi cuñada Manuela en una foto de un periódico de La Habana cuando hacían el recorrido de las iglesias. Obsérvense las mantillas sobre sus cabezas y hombros, siguiendo la costumbre de esos actos solemnes.

TRANVIAS Y “ENFERMERAS” EN CUBA.

marzo 20, 2018

FAUSTO MIRANDA ESCRIBIA ARTICULOS COMENZANDO CON “USTED ES VIEJO, PERO VIEJO DE VERDAD”… SI RECUERDA:

A CONTINUACION MUESTRO UNA VERSION MIA, CON TODO RESPETO POR EL SR. MIRANDA (qepd):

Los tranvías en La Habana dejaron de circular en 1952.

Unas treinta líneas eran servidas por cientos de carros eléctricos que recorrían diariamente miles de millas por toda la ciudad, enlazando áreas residenciales con parques industriales, hoteles con centros nocturnos, mercados y centros comerciales con escuelas y repartos.

En la foto, de frente, un tranvía L 4, y otro visto desde atrás.

Se ven anuncios de candidatos a las elecciones presidenciales, de Ramón Grau San Martín y Carlos Saladrigas, en 1944.

Quién recuerda el nombre del candidato ganador?

Los tranvías fueron sustituídos por autobuses ingleses Leyland. Como estaban pintados de blanco, el público le dió por llamarlos “enfermeras”.

AQUELLOS BARROS Y ESTOS LODOS

marzo 9, 2018

El refrán “de aquellos barros vienen estos lodos” se puede aplicar perfectamente a la difícil situación que ha sufrido Cuba por más de 50 años.

Fulgencio Batista había salido de Cuba cuando Ramón Grau San Martín ganó las elecciones de 1944, derrotando al candidato seleccionado por Batista, que era el presidente electo desde 1940.
Batista estableció su residencia en Daytona Beach, Florida. Fue elegido senador en ausencia en 1948. Prío permitió su regreso a Cuba en 1951, para postularse al cargo de Presidente.

A comienzos de 1952, Roberto Agramonte fue nombrado candidato presidencial por el Partido Otodoxo, Carlos Hevia por el PRC (Auténticos), y Fulgencio Batista por Acción Unitaria.

Las encuestas mostraban a Agramonte como el ganador de las elecciones, con Hevia en un segundo lugar cercano. Batista eestaba en un tercer lugar lejano, sin posibilidades de ganar, pero organizó un golpe de estado tres meses antes de la fecha de las elecciones.

Batista tomó el control de la base militar de Columbia el 10 de marzo de 1952.

Los jefes militares de Matanzas y Santiago de Cuba pronunciaron apoyo a Carlos Prío Socarrás, el Presidente constitucional. Una huelga general fué llamada temprano en la mañana.
Recuerdo ir a trabajar y encontrar tanques del ejército bajando por la calle 23, en la sección de La Rampa, donde estaban mis oficinas. Los tanques esaban en otras partes de la ciudad.

Decidí no volver a mi oficina, después de la pausa para almorzar, para acatar una llamada a participar en una huelga general. Fui a la Universidad de la Habana, que estaba rodeada por tropas del ejército.

Buscando alguna forma de entrar a la Universidad, fuí al Hospital Calixto García que está al otro lado de la calle 27 de noviembre, que corre desde la calle L, a un costado de los edificios de la Universidad.

Dos compañeros de estudios en la Facultad de Ciencias Comerciales estaban allí con el mismo propósito; eran “Chilo Martínez” y Manolo Sampedro. Encontramos un agujero en la valla de alambres encadenados que daba a la calle, y pasamos través de esa abertura, cruzando la calle y entrando a la Universidad. Había un policía sentado en un portal del hospital cerca de donde estábamos, pero fingió no vernos.
Encontramos cinco o seis estudiantes en una oficina de la escuela de derecho. Estaban imprimiendo,
usando una máquina mimeógrafo, volantes convocando resistencia al golpe military y apoyo a la huelga general. Los volantes fueron dados a todos nosotros para su distribución.

Salimos de la Universidad para cruzar la calle de regreso al hospital. Una patrulla de soldados, con un teniente al frente, estaba marchando por la misma calle. Sucedió que “Chilo” conocía al teniente, unos veinte años mayor que nosotros. “Chilo” entabló una conversación con él.

El escuadrón militar continuó con su patrulla. El teniente nos dijo, “¡ Muchachos! Regresen a sus casas y no hagan ninguna tontería.

Volví a mi casa en Luyanó. Las noticias eran que los jefes militares de Matanzas y Santiago de Cuba habían sido arrestados, el Presidente Prío se había refugiado en la embajada de México, y el llamamiento a una huelga general había fracasado.

Al día siguiente volví a mi oficina.

La arbitrariedad del golpe militar de Batista fué el “barro” que trajo el “lodo” de la tiranía de los Castros. El descontento del pueblo cubano por la dictadura de Batista facilitó la insurrección de Fidel Castro que resultó en la derrota de Batista el primero de enero de 1959.

La toma del poder por Fidel Castro se esperaba representara la vuelta a la democracia. No fué así; su arbitrariedad convirtió un mandato popular en una tiranía que ha continuado hasta nuestros días.

NOTA: La palabra arbitrariedad la empleamos en nuestro idioma cuando queremos indicar que alguien ha actuado o actúa de manera opuesta a la justicia,

FLORECIMIENTOS DENTRO DE NUESTRA CASA CUANDO HAY FRIO AFUERA

marzo 7, 2018

AMARYLLIS

Con un poco de cuidado en el transcurso de cuatro a seis semanas, el bulbo sembrado produjo dos tallos altos y majestuosos.

Culminaronn en dos ramos de cuatro flores cada uno, de color rojo con pistilos amarillos en el centro.

Después de que las flores se desvanecieron, cortamos los tallos a 1″ de la parte superior del bulbo. Continuamos regando y alimentando la planta regularmente con un fertilizante líquido, esperando que la Amaryllis vuelva a crecer durante la primavera y el verano, y tenga floraciones nuevas.

Fotos del florecimiento de la amaryllis dentro de nuestra sala, al lado de una ventana, comenzando con un bulbo hasta el total florecimiento.

ORQUIDEA

La orquidea fue un regalo a mi esposa Teresa. Vino florecida y las orquídeas permanecieron un buen tiempo. Las cortamos cuando se deshojaron y quedaron dos ramas delgadas, a las que no prestamos atención, solo regarlas. Cuando estuvimos viendo la floración de la amaryllis, un día observamos que las dos ramas mostraban botones de una nueva floración.

Después de unas dos semanas, esta es la foto de la orquídea florecida.

Bendiciones!

NUESTRAS HIJAS GEMELAS (JIMAGUAS).

febrero 19, 2018

AMOR AL ARTE
Nuestras hijas jimaguas (gemelas) coincidieron en subir a Facebook piezas de arte que pintaron donde viven, una en Durham y la otra en Atlanta, en la tarde deL 17 de febrero, 2018.
Recordamos que desde pequeñas han tenido una inclinación y gusto por las artes plásticas. Sólo tomaron clases de pintura cuando vivíamos en Buenos Aires, y también en bachillerato. Con el decursar del tiempo estudiaron y trabajaron, pero siempre han pintado como una forma de usar tiempo libre como placer.

Maite, en Atlanta:
Una flor roja. Epoxy sobre papel.
Una acuarela de flores con pistilos amarillos, basada en un boceto de hace 20 años, terminada con epoxy.

Maite es graduada de ingeniería mecánica, con una maestría en administración de negocios. Trabaja como Vicepresidente, Desarrollo Estratégico de una compañía en Atlanta.

Cristi, en Durham:

Cuadro acrílico, copa y botella de vino.

Cristi es abogada. Trabaja como Vicepresidente, Consejera Legal de una compañía en el Research Triangle Park en Durham.

LOVE OF ART
Our twin daughters coincidentally uploaded to Facebook paintings they did, one in Durham and the other in Atlanta, the afternoon of February 17, 2018.

We remember that since they were kids they have had a penchant and taste for the plastic arts. They only took painting classes when we lived in Buenos Aires, and in high school. In the course of time they studied and worked, but they have always painted as a way to use free time as a pleasure.

Maite, in Atlanta: a red flower. Epoxy seeped into paper.

A watercolor of flowers with yellow anthers, based on a sketch of 20 years ago, epoxied finished.

Maite is a graduate of mechanical engineering, with a master’s degree in business administration. He She works as Vice president, strategic development for a company in Atlanta.

Cristi, Durham:

Acrylic painting of glass and bottle of wine.

Cristi is a lawyer. He works as Vice president, Legal Counsel for a company at the Research Triangle Park in Durham.

Nuestra llegada a España, cuando salimos de Cuba

febrero 12, 2018

Nuestro amigo Amado Lorenzo (ver foto) escribió ésto en Facebook el 5 de febrero de 2018:
“Sin ‘Desayunos en el Ritz’ durante dos años a partir del 1º de Marzo. Los actuales propietarios del Ritz, el grupo mandarin oriental y el saudí olayan han decidido cerrar el hotel para remodelarlo, lo cual tomará 22 meses. !Que pena! Tendré que asistir a los desayunos en el Palace o el Casino de Madrid”.

Me trajo a la memoria estos recuerdos del Palace y de nuestra llegada a Madrid.:

A unas semanas de nuestra llegada, el VP Internacional de Peavey Co. George Gosko. (Minneapolis, MN) me invitó a desayunar en el hotel Palace. (Ver foto).

Me ofreció la posición de contralor, representando a Peavey en una compañía 50 % Peavey y 50% Dionisio Martín Sanz (*), dueño de negocios en España. Gosko me dijo, tendrás que ir a Minneapolis, a conocer nuestra compañía. Le dije, soy cubano, necesito una visa de EEUU de visitante.

OK, vamos al consulado. Salimos del Palace y tomamos un taxi. Yo entré por una puerta y Gosko por la otra…. y en esos momentos se le rajó el pantalón por las costuras de la sentadera!!

Fuimos a la oficina de Don Dionisio en la Castellana, y una secretaria le cosió la costura trasera del pantalón.

En el consulado informaron a Gosko que yo, sin otro documento que mi pasaporte de Cuba, necesitaba trámites de aprobación de visa que no se ofrecían en el consulado de Madrid.

Los abogados de Peavey Company hicieron los trámites de rigor en los EEUU y obtuvieron mi visa de visitante. Poco después recibí una transferencia bancaria de US$500 como empleado de Peavey Co.
Así comenzábamos una nueva vida después de salir de Cuba.

Habíamos salido de Cuba en agosto del 1966, mi esposa Teresa, hijo Gonzalo Gabriel, 8 años, mellizas (jimaguas) María Teresa y Cristina María, 6 años, y yo. Un amigo, José López Neira, que había sido mi jefe en Procter & Gamble (P&G) de Cuba, había salido de Cuba y tenia un puesto ejecutivo en la P&G de Perú. Me llamó por teléfono desde Lima y me dijo, tengo dinero para prestarte el importe de los pasajes en dólares para viajar a España. El requisito del gobierno cubano era que no se podían pagar los pasajes al extranjero en pesos cubanos; tenia que ser en dólares. Otro amigo, mi compadre Juan Ablanedo, había salido de Cuba y era director financiero de P&G en Caracas. El me había ofrecido apoyo económico si lográbamos salir de Cuba.

Antes de salir de Cuba le había enviado un cable a un compañero de la Universidad de La Habana, Fernando Cortés, avisándole de la fecha de nuestra llegada a España. No habíamos tenido respuesta de él, pero, después de pasar aduana, Fernando Cortés estaba allí, en el aeropuerto Barajas, con el cuñado de otro compañero de la universidad, Amado Lorenzo (**). Fernando nos dió dinero en pesetas equivalentes a unos 80 dólares; nadie se puede imaginar llegar a un nuevo pais sin un centavo en los bolsillos y salir del aerpuerto con las pesetas que nos dió Fernando.

Fernando nos explicó que se habían mudado, y que el cable que le envié a la dirección anterior, lo habían recibido el día antes a nuestra llegada.

Fernando y Amado estuvieron todo el tiempo con nosotros mientras que cumplíamos con los trámites de registrarnos con una organización que orientaba a recién llegados como nosotros, y que esa noche nos enviaron en un autobús a una casa de huéspedes en la calle Hortaleza en Madrid. Como anécdota, mi esposa y yo recordamos que Fernando y Amado negociaron que no nos enviaran a la casa de huéspedes de “el cojo”, pues según ellos no era un individuo confiable.

En la casa de huéspedes nos dieron un cuarto con una sola cama, un armario y una mesa pequeña, y con un baño al final del pasillo, que era para todos los huéspedes del segundo piso. Las hijas vomitaron, y lloraban, queremos ir a nuestra casa. El armario estaba tan desvencijado que no le encontramos uso. Nos conseguimos una cuerda que pusimos de un lado al otro del cuarto y nos sirvió para colgar la poca ropa que nos permitieron sacar de Cuba.

Al día siguiente hablé con Don Antonio, el dueño de la casa de huéspedes, y le expliqué que no teníamos dinero, pero que había amigos que nos iban a ayudar económicamente. Le pedí crédito por el alojamiento y nuestros almuerzos. Don Antonio me miró seriamente y me dijo: vale. (OK en España). De cena, sandwiches de pan con mortadella y vasos de leche.

Me fuí a la Torre de Madrid (ver foto), no muy lejos de Hortaleza, donde Armando Brande, cubano que conocíamos de La Habana, trabajaba como tesorero del International Rescue Committee. Brande me ayudó a preparar un curriculum vitae (cv, resumé), me dió copias, y me llevó por las escaleras del edificio a las oficinas de Arthur Andersen and Company en España. Allí me presentó a otro cubano, Bernabé Rodríguez, a quien le dió una copia de mi cv.

Fernando y Amado, y sus esposas Alicia y Gladys, nos invitaban a comer frequentemente. Teresa, cuando ibamos a comer a su casa, aprovechaba para lavar nuestra ropa. La hija de Armando Brande, Carmita, que había sido compañera de trabajo de Teresa en La Habana, nos llevó a un almacén del International Rescue Committee, donde nos dieron abrigos, muy necesarios para el invierno que se nos acercaba; ella nos llevaba a merendar a cafeterias de vez en cuando. Siempre les estaremos agradecidos a todos ellos.

Recibimos dinero de un compañero de la universidad, Antonio González Bory, que vivía en New York, y de una amiga de Teresa, Carmen García Jarabo. También recibimos US$200, un anticipo por un libro que me habían publicado en México, “Estados Financieros”, y que se lo habían pagado a un amigo Cubano allá.

Le escribí a Juan Ablanedo y no habíamos recibido respuesta, hasta que unas semanas después recibimos un cheque por US$300. Resultó que Ablanedo estaba fuera de Caracas en un viaje de negocios. Nos llegó el cheque después que Peavey Company me había empleado y ya había recibido los US$500 que menciono más arriba. Le devolví el dinero a Ablanedo, pues mi salario nos permitía una vida cotidiana adecuada.

Las cantidades de dinero en dólares que menciono deben considerarse teniendo en cuenta que el costo de vida en pesetas era realmente bajo en Madrid en aquellos tiempos.

Fernando estaba preocupado con nuestra estancia en la casa de huéspedes, principalmente por nuestros hijos. Encontró un lugar, “medio piso” en un edificio y ubicación muy buenos en Arriaza, 6 (ver foto), nos prestó algún dinero, y nos mudamos allí. El “medio piso” tenia la entrada de servicio, una salita, un dormitorio con dos camas, una cocina, baño, y un fregadero. La dueña, Doña María, fué muy buena con nosotros. Allí Teresa podia lavar la ropa nuestra. Doña María era una viuda asturiana, y alquilaba dos dormitorios y el medio piso.

Viviendo en el medio piso, un día recibí una llamada por teléfono de Arthur Andersen para una entrevista con un ejecutivo de una compañia americana que buscaban emplear un contralor.

El día que Armando Brande me llevó a conocer a Bernabé Rodríguez, Bernabé logró incluir mi cv entre los de otros cuatro candidatos que ya habían seleccionado. Un tiempo después el ejecutivo de la compañía americana (George Gosko) viajó a Madrid para entrevistar a los cinco candidatos.

Tuve mi entrevista con Gosko y el Gerente Principal de Arthur Andersen, Manolo Soto, español, en las oficinas de este último en la Torre de Madrid. Mi inglés no era muy bueno. Soto me proporcionó ayuda muy valiosa diciendo algunas palabras en inglés cuando yo me trababa en mi entrevista. Y así llegué a la invitación a desayunar en el Palace, la cual menciono más arriba.

Unos meses después nos mudamos a un apartamento amueblado cerca del colegio a donde iban nuestros hijos. Tenía sala, comedor, tres dormitorios, baños, cocina y balcón a la calle.

Un recuerdo de un acto de bondad humana; había una mercería al lado de la puerta de la escalera que conducía al apartamento. Un día nuestras hijas fueron a comprar algo que necesitábamos. Regresaron muy contentas porque la dueña del lugar les había hecho una rebaja de precio porque eran cubanitas refugiadas.

(*) Fuente Wikepedia: Dionisio Martín Sanz, (Tudela de Duero (Valladolid), 17 de noviembre de 1909 – 29 de enero de 2002). Ingeniero Agrónomo de formación, fue Subscretatrio del Ministerio de Agricultura. Fue Procurador de representación sindical en la Legislatura de las Cortes Españolas (1943-1946) por los Técnicos del Sindicato Nacional de Cereales y en las demás legislaturas hasta 1976.
Vicepresidente de las Cortes Españolas entre 1967 y 1974.

(**) Es la persona a quien me refieron al comienzo de este escrito.

Inicios del matrimonio Castro Díaz-Balart.

febrero 3, 2018

Traducción de extracto de mi libro “Cuba’s Primer – Castro’s Earring Economy”, Lulu, 2009:

… Fidel Castro hacía algún trabajo como abogado, pero con ingresos muy bajos. Cuando Castro se casó, su esposa, Mirta Díaz-Balart, trabajó en una oficina (creo que fué en una compañía de aviación) durante algún tiempo; además, el padre de Castro les proporcionaba dinero para sus vidas cotidianas. El padre de Mirta era ministro del gabinete de Batista y su hermano era viceministro del gobierno de Batista.

Un amigo mío de nuestros años de escuela primaria vivía en un apartamento en el mismo edificio donde Castro y su esposa fueron a vivir después de casarse. Su hijo, Fidel (Fidelito) nació cuando vivían allí. Mi relato de los años de dependencia económica de su padre, mientras estaba casado, proviene de recuerdos de conversaciones con mi amigo; Raúl, su hermano, cuidaba de Fidelito, cuando Fidel y su esposa tenían que ausentarse del apartamento donde vivían…

En relación a esta información, copio párrafos de libro “La autobiografía de Fidel Castro”, (1) por Norberto Fuentes. Fuentes usa ficción para mostrar a Fidel Castro escribiendo en primera persona:

“Ningún asunto del hombre casado estaba resuelto cuando el ferry desatracaba del muelle de Key West y ponía rumbo a La Habana. Me estaba conduciendo, con mi mujer a bordo y el Lincoln Continental (2) en la bodega, a la República del hombre con hogar constituído pero con los bolsillos vacíos…
… Se trataba, pues, de buscar plata… incluso acepté después del golpe de Estado último que Rafaelito (Díaz-Balart, hermano de Mirta) – dadas sus conexiones… le pasara (obtuviera) una botella (3) a Mirta… Las botellaS (3) – entre cubanos – el único trabajo que ocasionaban era ir a buscar el cheque al ministerio que fuese, y recogerlo. El cheque de Mirta era… bien modesto. Un poco mas de cien pesos… (recuerdo que en aquellos tiempos el salario mínino era unos sesenta pesos).

(1) Editorial Planeta Mexicana, S.A. de C.V. 2004

(2) Fidel y Mirta fueron a los EEUU de luna de miel. El dinero resultó de regaslos de boda en efectivo de los padres de Fidel y Mirta, y de familiares de Mirta. Ese dinero le alcanzó a Fidel para comprar en EEUU y traer a Cuba un auto Lincoln Continental.

(3) botella/botellas